6 Partes de la Oreja

El oído o como muchos llamamos Oreja es el órgano sensorial que nos da la función de escuchar. La audición se logra definir como la perspicacia de la energía del sonido por medio del cerebro y nuestro sistema nervioso central. La audición consigna de dos elementos: caracterización de los sonidos es decir qué es el sonido y orientación de esos sonidos es decir de dónde proceden los sonidos. La oreja se fracciona en tres partes primordiales: la Oreja externa, la Oreja media y por último la Oreja interna. El oído interno está colmado de líquido. El oído interno igualmente domina los emisores para el sonido que transforman el movimiento del fluido en contraseñas eléctricas acreditadas como potenciales de acción que se remiten al cerebro para aprobar la perspicacia del sonido. Las frecuencias de sonido en el aire deben, regularizarse y trasladarse al oído interno para que se origine la audición. La ocupación del oído externo y medio es transferir el sonido al oído interno. Igualmente ayudan a remediar la pérdida de energía disonante que sucede naturalmente cuando las frecuencias sonoras pasan del aire al agua al ampliar la energía disonante durante el proceso de traspaso del sonido. Asimismo de convertir las frecuencias de sonido en permisibles de acción nerviosa, el oído interno igualmente es comprometido del sentido de equilibrio, que se concierne con nuestras destrezas frecuentes para el equilibrio y la coordinación. Por este motivo que las Partes de la Oreja son fundamentales para el cuidado y la higiene correspondiente.

Partes de la Oreja

Anatomía o Partes de la Oreja

Oído externo

El oído externo procede como un embudo para transportar las oscilaciones del aire por medio del tímpano. Igualmente posee la función de orientación del sonido. La orientación del sonido para las resonancias que se acercan desde la izquierda o la derecha se establece de dos cualidades. En primer término, la onda de resonancia llega a la oreja más cerca del sonido un poco preliminar de que llegue al otro oído. En segundo término, el sonido es menos agudo cuando alcanza al segundo oído, es porque la cabeza procede como una barricada de sonido, impidiendo parcialmente la transmisión de las ondas de sonido. Todas estas contraseñas están completadas por el cerebro para establecer el establecimiento de la fuente del sonido. Por lo tanto, es dificultoso delimitar el sonido con una sola oreja. La oreja externa se acomoda de la oreja y el conducto auditivo.

Pabellón de la oreja

El pabellón auricular es una de las Partes de la Oreja donde un sobresaliente colgajo cubierto de piel situado en el lado de la cabeza y es el fragmento visible del oído externo. Posee carácter y columna de cartílago a singularidad del lóbulo de la oreja. Colecciona frecuencias de sonido y las canaliza por medio del conducto auditivo externo por medio de los patrones creados en el pabellón auricular acreditados como verticilos y ultrajes. Su forma igualmente resguarda parcialmente las frecuencias de sonido que se aproximan al oído desde la porción trasera, lo que aprueba a un individuo saber si un sonido procede claramente de la parte delantera o posterior.

Canal auditivo

El canal auditivo tiene una medida alrededor de 3 cm de extenso en adultos y posee una forma tenuemente de S. Está inerme por el cartílago en su hendidura y por el hueso por el resto de su extensión. La piel cubre el canal y domina glándulas que originan secreciones que se combinan con las células extintas para producir cera o llamada también como cerumen. El cerumen, contiguo con los pelos delgados que resguardan la entrada al conducto auditivo, ayuda a impedir que las partículas en el aire se incrusten en las partes internas del conducto auditivo, donde lograrían acumularse o golpearse el tímpano e incomunicar con la audición. La cera habitualmente se seca y cae del conducto. Aunque a veces logra transformarse en impacto y obstaculizar la audición.

Oído medio

El oído medio es una de las Partes de la Oreja  donde se halla entre el oído externo e interno. Está apartado del conducto auditivo de la oreja externo por la cápsula timpánica que se conoce como el tímpano. El oído medio actúa para transferir las agitaciones del tímpano al fluido del oído interno. Este traspaso de agitaciones de sonido es viable por medio de una sucesión de huesos pequeños móviles, denominados como osículos, que se extienden por medio del oído medio y sus tendones pequeños convenientes.

Membrana timpánica o tímpano

La membrana timpánica se denomina frecuentemente como tímpano y aparta el conducto auditivo del oído medio. Posee alrededor de 1 cm de diámetro y es tenuemente cóncava es decir de la curvada hacia adentro, en su área exterior. Vibra independientemente en respuesta a la resonancia. La membrana está costosamente inervada, lo que la hace sensible al dolor. Para que la mucosa se mueva independientemente cuando el aire la apalea, la presión del aire en tranquilidad en ambos lados de la mucosa timpánica debe ser similar. El exterior de la mucosa está mostrado a la presión atmosférica presión del medio ambiente en el que nos hallamos por medio del conducto auditivo, de modo que la concavidad en la que se halla, citada cavidad timpánica, es incesante con las cavidades en la mandíbula y área del torat.

Osículos y músculos auditivos

La cavidad timpánica domina los tres huesos más chicos y los dos tendones más chicos del cuerpo. Los huesos igualmente se denominan como osículos auditivos y enlazan el tímpano a la oreja interno. Desde lo más exterior a lo más interno, los huesos se denominan como malleus, incus y stapes.

Malleus: Es una de las Partes de la Oreja que está incorporado al tímpano. Posee un asa que se aglutina al área interna del tímpano y una cabeza que está embelesada de la pared de la concavidad timpánica.

Incus: Este hueso está acoplado al malleus en el lado más contiguo al tímpano, y al sostén en el lado más colindante al oído interno.

Stapes: Este hueso posee una curva y un reposapiés. Esta plancha para los pies está inmoviliza por un tramo de tejido en perfil de anillo.

Stapedio y tensor del tímpano: Se considera como el músculo del oído interno que se embute en el estribo. La polea del tímpano es el tendón del oído interno que se embute en el malleus.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.